El ajedrez como herramienta educativa

En el año 2015 el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad el fomento y la práctica del ajedrez en los centros educativos de España, con la idea de que se acabe convirtiendo en asignatura o que se incorpore a las clases de matemática. Hasta ahora, este deporte ya se impartía como clase extraescolar en más de mil colegios de toda España, debido a que los beneficios que aporta al desarrollo cognitivo de los más pequeños son muchísimos. ¿Querés saber más?

 

No se trata de formar jugadores profesionales de este deporte ya en las escuelas, sino de aplicar el ajedrez como herramienta de aprendizaje, aprovechando sus ventajas para mejorar determinadas capacidades cognitivas, como el cálculo mental o la concentración. De hecho, el listado de habilidades cognitivas que pueden potenciarse con la práctica del ajedrez es considerable. Entre algunas de ellas, podemos destacar las siguientes:

 

  1. Capacidad de concentración y atención: ¿Sabías que el ajedrez está cada vez mejor considerado como tratamiento para estudiantes con TDA? El jugador debe estar atento a los movimientos del contrario y las relaciones entre las figuras para no perder información relevante.
  2. Memoria: A pesar de que la memoria no es más que una parte más de todo el fenómeno cognitivo que interviene en el desarrollo de una partida, un viejo estudio de 1985 demostraba que los estudiantes que practicaban el ajedrez destacaban por su mejor memoria en todas las asignaturas.
  3. Razonamiento lógico y cálculo de riesgos: El ajedrez implica la necesidad de valorar las relaciones entre las figuras, y de anticipar posibles movimientos del contrario. ¡Y todo ello dentro de la dinámica del juego, pasándolo en grande!
  4. Paciencia y disciplina: El ajedrez necesita, muchísimo más que otros juegos de tablero, de una buena planificación. El fomento de la reflexividad contribuye al aprendizaje del control de los impulsos, un valor que no siempre se tiene en cuenta en la educación de los más pequeños.
  5. Percepción y cálculo espacial: Visualizar el tablero en su conjunto, y orientarse en el movimiento de las figuras y su disposición sobre el tablero es una de las habilidades básicas en el ajedrez, y que se practica de una manera natural a lo largo de la partida.

 

Pero, ¿puede incorporarse el ajedrez a las clases con estudiantes de todas las edades? ¡Por supuesto! Las diversas experiencias que están teniendo lugar en diferentes centros educativos del mundo nos demuestran que el ajedrez puede dirigirse a niños desde 3 a 18 años, adaptándolo siempre a las características de cada grupo.

 

5 recursos educativos para incorporar el ajedrez al aula

 

  • Gery’s game: Una tierna historia de animación que puede servir para llamar la atención de tus estudiantes sobre el ajedrez y compartir impresiones sobre ello. ¡Fue ganador de un Óscar a Mejor Cortometraje de Animación!
  • Ajedrez para la vida: Una interesantísima TEDTalk que tuvo lugar en Río de la Plata, impartida por Marina Rizzo, autora del libro Mis Primeros Pasos en Ajedrez y coordinadora del Ciclo de “Ajedrez y Cultura” y “Ajedrez en Familia”, del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.
  • ChessKid: Una página web pensada para que los más pequeños puedan iniciarse en la práctica del ajedrez, aprendiendo con padres y profesionales en un entorno seguro. ¡Jugar online nunca había sido tan fácil!
  • Juegos de ajedrez: No te pierdas esta completa colección de enlaces y recursos para poder practicar el ajedrez online, con todas las variantes que puedas imaginar. Ajedrez robot, ajedrez medieval, de espías… ¿cuál es tu favorito?
  • SparkChess: Basado en el ajedrez clásico, este recurso te permitirá escoger entre tres niveles de dificultad y el color de tus figuras. ¿Lo mejor? También te permite la opción de descargarte la aplicación y jugar offline.

 

Fuente: Tiching Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *