¿Cómo transformar una escuela en una Comunidad de Aprendizaje?

Las Comunidades de Aprendizaje (http://www.comunidaddeaprendizaje.com.es/el-proyecto) son un proyecto de transformación social y cultural de un centro educativo y de su entorno mediante el aprendizaje dialógico y la participación de todos los agentes de la comunidad con el objetivo de conseguir una educación de éxito para todos los niños, niñas y jóvenes.

 

Con esta definición parece que estemos hablando de una utopía educativa pero… ¡nada más lejos de la realidad! Actualmente, existen algunas escuelas que se han transformado para convertirse en una Comunidad de Aprendizaje.

 

Las Comunidades de Aprendizaje tienen un claro objetivo y es conseguir que todos los alumnos aprendan y que lo hagan de la manera más significativa posible. Para ello se debe crear una organización y un ambiente alternativo a la educación tradicional, de manera que se promueva la participación de la comunidad educativa.

Pero, ¿cómo podemos hacerlo? ¿Por dónde empezamos? Puedes comenzar a transformar tu escuela siguiendo estas 5 fases:

  1. Sensibilización: Un primer paso esencial es reflexionar sobre el proyecto que se quiere llevar a cabo y estudiar todos aquellos casos de éxito. Para ello es importante obtener la máxima información posible y transmitirla mediante sesiones formativas junto con familiares, alumnos, maestros y aquellas personas de la comunidad que quieran participar en el proyecto.
  2. Toma de decisiones: En esta fase es necesario consensuar con todos los órganos que participan (claustro, equipo directivo, consejo escolar, familiares, la comunidad…) el acuerdo para la transformación de la escuela en una comunidad de aprendizaje. Asimismo, se requiere que el Estado dé soporte a esta iniciativa y dote al centro de autonomía pedagógica y financiera.
  3. Sueños: ¿A quién no le gusta soñar? Es el momento de dejar volar la imaginación y entre todos los participantes proponer aquellos objetivos que se quieren alcanzar con la transformación de la escuela. Esta etapa se caracteriza por dejar de lado, en cierto modo, aquellas limitaciones que nos impiden proponer finalidades utópicas.
  4. Prioridades: Es momento de poner los pies en el suelo y analizar aquellas propuestas de la fase anterior que puedan aplicarse a la realidad del centro educativo. Es decir, se debe conocer el contexto social para poder establecer las prioridades.
  5. Planificación: Una vez sabemos dónde queremos llegar (sueño) y por dónde se quiere empezar (prioridades), se debe poner en práctica el plan de transformación y planificar cómo llevarlo a cabo. Para esta etapa se recomienda crear las comisiones de trabajo para que cada una de estas pueda centrarse en un determinado ámbito.

 

Una vez se ha finalizado con las fases de transformación, es necesario seguir con las fases de consolidación para que haya una continuidad en el proceso. Estas se dividen en: Fase de investigación, Fase de formación y Fase de evaluación (http://recursos.cepindalo.es/pluginfile.php/4970/mod_resource/content/1/3.1._Fases_del_Proyecto_Comunidades_de_Aprendizaje.pdf).

 

Algunos ejemplos de Comunidades de Aprendizaje

¡Algunas escuelas ya han apostado por una transformación en una Comunidad de Aprendizaje y sus resultados son geniales!

 

  • Escola Joaquim Ruyra: Esta escuela empezó con este proyecto en el curso 2009-2010 y su experiencia es muy positiva. A pesar de tratarse de un centro con pocos recursos educativos y un contexto social y económico complicado, los resultados de los alumnos son muy buenos. ¡Además tuvimos la oportunidad de entrevistar a su directora y jefe de estudios! (http://blog.tiching.com/escola-joaquim-ruyra-todos-participan-la-construccion-la-escuela/).
  • Mosaico: En la web de esta escuela de Sevilla, encontrarás cómo se organizaron y llevaron a cabo las fases de transformación. Además podrás investigar las estrategias y recursos que utilizan en esta comunidad de aprendizaje.
  • Paideuterion: Este colegio también apuesta por la transformación de su escuela en una comunidad de aprendizaje y te cuenta cómo lo han hecho ellos y qué actividades han puesto en práctica.

 

Cada escuela es diferente y por ello se debe enfocar la transformación de maneras distintas, siempre respetando los principios básicos. ¡Pero ya has visto qué variedad de metodologías y recursos se pueden aplicar para fomentar las Comunidades de aprendizaje!

Fuente: Tiching Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *