Podcasts y el aula de clase

Lo más probable es que, incluso si nunca antes has escuchado un podcast, hayas oído hablar de uno. Los podcasts traen los programas de radio antiguos al siglo XXI y, gracias a su profunda exploración de temas y su naturaleza episódica, son francamente adictivos para los oyentes; el popular podcast Serial, por ejemplo, se ha descargado más de 5 millones de veces.

La popularidad de los podcasts los convierte en una gran herramienta de aprendizaje en el aula. En un salón de clases en Connecticut, los podcasts incluso han tomado el lugar de los exámenes y documentos finales, para deleite de los estudiantes. Más allá de su popularidad, los podcasts pueden ser una excelente manera de involucrar a diferentes tipos de alumnos, difundir información y entusiasmar a los estudiantes con tareas “listas para usar”. Veamos cómo los educadores del siglo XXI pueden aprovechar el poder de los podcasts en el aula:

Cómo se pueden usar los podcasts en el aula

Los podcasts pueden servir para una variedad de propósitos a todo educador creativo, lo que a su vez lleva a un mayor aprendizaje y dominio de parte de los estudiantes. Dado que los podcasts se pueden grabar y descargar de forma anticipada, son una forma fácil para que los docentes difundan información que aumente el aprendizaje en el aula. Una vez que llega el momento de la prueba, los podcasts son buenas herramientas para compartir materiales de revisión o proporcionar información adicional para los estudiantes. Enviar a los alumnos a sus casas con materiales de aprendizaje en forma de podcasts es especialmente bueno para los “aprendices auditivos” que absorben mejor la información cuando la escuchan.

Bajo la guía del docente, los estudiantes también pueden usar podcasts en lugar de las tareas más «tradicionales». Por ejemplo, en lugar de hacer que los estudiantes envíen un informe del libro, pueden grabar podcasts de sus resúmenes de libros. Los podcasts también son excelentes para las asignaciones grupales, ya que los estudiantes se pueden entrevistar en los podcasts, y para aquellos que son más «tímidos a la exposición», también hay mucho trabajo por hacer detrás de la escena, como investigar, probar y grabar. Los podcasts también son excelentes herramientas para enseñar los principios de la narración de historias, ya que los podcasts necesitan un principio, un medio y un final convincentes para garantizar que el público escuche todo. Además, los podcasts son perfectos para que los estudiantes practiquen sus habilidades de expresión oral sin tener que tomarse un tiempo en el aula para las presentaciones. También ayuda a los estudiantes con miedo escénico. Los estudiantes que se ponen nerviosos por hablar en público pueden encontrar que practicar con podcasts es más fácil, ya que no hay una audiencia inmediata por la que preocuparse.

El uso del podcast no tiene por que limitarse solo a las clases de inglés o de artes del lenguaje; se pueden adaptar a muchas materias escolares. En matemática, los estudiantes pueden grabarse a sí mismos trabajando a través de ecuaciones en voz alta, y luego compartir sus podcasts con otros estudiantes que pueden haber tenido problemas con ese problema en particular. En ciencias, los estudiantes pueden grabar podcasts para explicar conceptos científicos. Los profesores también pueden recomendar que los alumnos escuchen podcasts populares en diferentes materias. ¡Muchos estudiantes pueden preferir aprender (y aprender mejor) de los podcasts, en lugar de largas tareas de lectura!

Herramientas y estrategias para hacer que los podcasts cobren vida

Los podcasts pueden ser una herramienta educativa invaluable, pero primero debes dominar cómo hacerlos. Estos son los pasos necesarios para dar vida a un podcast. Sigue estos pasos para crear un podcast para compartir con tus alumnos, o comparte los pasos con tus alumnos para que puedan crear los suyos.

Investigación: antes de la grabación, deberás investigar sobre tu tema. Mantén la investigación delante tuyo, – o al menos considera crear un esquema de alto nivel de lo que deseas hablar – cuando te sientes a grabar tu podcast. De esta forma, nunca estarás buscando palabras o llenando el aire con muchos «um» y pausas.

Grabación: cuando llega el momento de grabar tu podcast, asegúrate de realizar la grabación en un espacio tranquilo con pocos ruidos molestos. Puedes grabar un podcast utilizando la grabadora incorporada en una computadora portátil o computadora, o puedes invertir en algunas herramientas, como un micrófono de alta calidad, para mejorar la calidad del sonido de tus podcasts.

Editar: una vez que hayas terminado de grabar, es posible que desees editar tu podcast en caso de que haya interrupciones o ruidos de fondo. Esto hará que tu podcast sea más fácil de entender para los oyentes. Si eres conocedor de la tecnología, ¡incluso podrías editar efectos de sonido especiales!

Prueba: después de la edición, querrás darle a tu podcast una «prueba» final de escucha para asegurarte que todo lo que grabaste sea totalmente transparente y entendible.

Publicar / Promocionar: una vez que termines de crear tu podcast, querrás que sea más fácil acceder a él para tus alumnos, y otros oyentes potenciales. Primero, deberás alojar tu podcast en un canal RSS o en tu propio sitio web, si tienes uno. Luego puedes publicar tus podcasts en una variedad de plataformas accesibles como iTunes y Stitcher.

¿Busca herramientas para editar y ajustar la calidad de tu podcast? Si tienes una computadora Mac o portátil, puedes usar la aplicación incorporada Garage Band, que te permite grabar y editar archivos de audio. Si no tiene una Mac o la aplicación Garage Band, considera usar Audacity. Este software de audio se puede descargar gratis para Microsoft, Mac, Linux y otros sistemas. Otra opción popular es Podiomatic. Además de crear tu propio podcast, puedes usar Podiomatic para encontrar nuevos podcasts y promocionar los tuyos.

Fuente: Marian Oswald, Edudemic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *