Planificando el pensamiento crítico: Modelo de 5 Pasos

Al igual que cualquier otra cosa que le gustaría que sucediera en su salón de clase, promover las habilidades de pensamiento crítico es una cuestión de planificación y prioridad.

Aunque a menudo se exhorta a los profesores a que empujen a los estudiantes hacia actividades de pensamiento de alto nivel, existen pocos modelos y marcos accesibles, completos o lo suficientemente universales como para ser utilizados diariamente.

Fue en esa luz que nos pareció útil el modelo de Duran, Limbach y Waugh (2006, ver imagen). Y mejor aún, esto (más o menos) es paralelo al diseño básico de la lección de Hunter que se ha usado durante años como modelo para la planificación de clases, haciéndolo mucho más accesible para la mayoría de los maestros sin tener que calzarse una cosa más.

 

Los 5 pasos para planificar el pensamiento crítico son:

 

Paso 1: Determinar los objetivos de aprendizaje.

Paso 2: Enseñar a través de preguntas.

Paso 3: Práctica.

Paso 4: Revise, refine y mejore.

Paso 5: Proporcione una devolución.

 

Usando el modelo

Si bien es bastante básico, este modelo es práctico y, por lo tanto, probablemente valga la pena a la mayoría de los profesores echarle un vistazo (por eso lo hemos compartido aquí).

La idea de definir comportamientos objetivo y las acciones de los alumnos es especialmente útil, y en esencia te pide, como profesor, que decidas qué tipo de pensamiento crítico estás esperando y diseñando para que «aparezca» en una lección o actividad determinada. Entonces planificas en reversa a partir de allí.

Usar este modelo en tu planificación no requiere que completes otra plantilla cada día. Más bien, la ruta más simple para usarlo es en el nivel de diseño de la unidad.

Una vez que hayas seleccionado tus estándares de aprendizaje y los haya priorizado, puedes diseñar una evaluación, prueba de rendimiento o proyecto que requiera que los estudiantes demuestren el dominio de esos estándares mientras enfatizan el papel del cuestionamiento en el proceso de aprendizaje, quizás modelando por qué las preguntas son más importantes que las respuestas.

También puedes traer una copia a tu próxima reunión de Equipo de Docentes y ver qué piensan los colegas sobre su simplicidad y función potencial.

 

Fuente: TeachThought

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *