Las 5 mayores barreras para la “Educación Tecnológica”

Los procesos de innovación suelen aferrarse a la presencia de la tecnología. No debemos asumir que la tecnología es garantía de innovación, pero claramente su correcta implementación y uso tendrán un impacto altamente positivo en los resultados de su implementación. En este artículo, George Jones de Edudemic nos enumera las principales barreras para la adopción de la tecnología en el ámbito educativo escolar.

 

por George Jones el 27 de marzo, 2017

Es difícil imaginar que las horas pasen sin necesidad de utilizar ningún tipo de tecnología en el curso de nuestra vida cotidiana, pero eso es exactamente lo que sucede en muchas aulas en todo Estados Unidos de América. Mientras que el uso de la tecnología ha crecido en el campo de la educación en los últimos años, muchas escuelas y aulas luchan aún con la adopción de nuevas tecnologías. Los maestros y administradores se enfrentan a una multitud de obstáculos y una falta general de apoyo a las iniciativas de tecnología de la educación. Por ejemplo, el 71% de los maestros de, encuesta realizada en el 2015  dijo que piensan que su distrito escolar necesita una oficina dedicada exclusivamente al uso de la tecnología en las aulas.

¿Qué es la tecnología educativa?

Cada vez más, los maestros están utilizando la tecnología en el aula para facilitar el aprendizaje y hacer más fácil trazar el progreso del estudiante. En muchas aulas en todo el país, los estudiantes reciben ordenadores portátiles o tablets, que utilizan para llevar a cabo investigación en clase, lecciones y proyectos. Los maestros también utilizan a menudo pizarras inteligentes, con capacidades interactivas y pantallas táctiles. La tecnología de la educación también abarca programas y aplicaciones de software accesibles a través de Internet, y que los profesores utilizan para compartir tareas, cuestionarios y otros materiales con los estudiantes.

El uso de la tecnología de la educación ha ido creciendo en los últimos años, aunque las herramientas comunes como los ordenadores portátiles no han sido universalmente adoptadas. Según una encuesta patrocinada por Sprint Business, el 60% de los maestros usan computadoras portátiles en el aula diariamente, mientras que el 58.7% informan el uso diario de otras herramientas de tecnología educativa.

Problemas Comunes

La Tecnología se ha integrado en casi todos los demás aspectos de nuestras vidas hoy en día, así que ¿por qué hay un retraso en algunas aulas y distritos? Algunas de las mayores barreras para la adopción de la tecnología de la educación son:

  1. Costo: Quizás el mayor obstáculo para la adopción de la tecnología de la educación es el menos sorprendente: muchas tecnologías son demasiado prohibitivas en costo. La tecnología de vanguardia a menudo requiere de una inversión significativa, y, con ciertas tecnologías que se convierten en obsoletas en poco tiempo, no es de extrañar que las escuelas que cuentan con presupuestos limitados sean cautelosas acerca de hacer esas inversiones. Los problemas presupuestarios conducen a replantear políticas de aula, como BYOD (Bring Your Own Device o Trae tu propio dispositivo en español), que crean nuevos problemas. Por ejemplo, cuando se pide a los estudiantes que traigan sus propios aparatos tecnológicos a las escuelas, no hay garantía de que los materiales en línea de un profesor funcionen en diferentes dispositivos. El bajo financiamiento continuo de las escuelas a nivel estatal y nacional sólo exacerba el problema de los costos.
  2. La falta de formación: Las escuelas deben invertir dinero y tiempo en iniciativas de tecnología educativa para ver resultados positivos. Incluso considerar si los maestros que tienen acceso a las tecnologías de aprendizaje, no están recibiendo la capacitación adecuada para aprovecharlas correctamente. El entrenamiento técnico es especialmente importante para los maestros porque muchos de ellos no son «nativos digitales» – no crecieron con la tecnología al alcance de la mano como la mayoría de sus estudiantes – por lo que la nueva tecnología a menudo tiene una curva de aprendizaje abrupta.
  3. La resistencia a la adopción de nuevas tecnologías: La falta de capacitación y la falta de familiaridad derivan en un tercer problema: muchos maestros y administradores se resisten a adoptar nuevas tecnologías en el aula. Es comprensible que los maestros que se estancan en el tiempo desconfían de la adopción de nuevas herramientas para el aula, especialmente cuando carecen de apoyo a nivel de escuela, departamento o de distrito. Los padres que piensan que sus hijos ya están inundados con demasiado acceso a tecnología, también pueden representar barreras en su adopción.
  4. El exceso de burocracia: Los distritos escolares no facilitan que los proveedores de tecnología desarrollen e introduzcan nuevas tecnologías en las aulas. Como Suren Ramasubbu escribe en el Huffington Post, el ciclo de ventas de la tecnología para educación a menudo se extiende alrededor de largos ocho meses, con las empresas que crean estas herramientas esperando señales de los responsables políticos estatales, y otros antes de que las herramientas puedan ser adoptadas. Francamente, se vuelve un negocio poco rentable, por lo que muchas empresas de tecnología enfocan sus esfuerzos en otros sectores.
  5. La falta de infraestructura: Incluso si los distritos ampliaran sus presupuestos para tecnología educativa, todavía encontrarían una barrera para la adopción: muchos distritos escolares carecen de la infraestructura de red necesaria para apoyar la tecnología educativa. Quizás el mayor problema es la falta de acceso a Internet. La encuesta de Sprint Business informa que más del 16% de los maestros dicen que sus distritos escolares no proporcionan acceso regular a Internet para los estudiantes de la mayoría del distrito. Con tantas tecnologías educativas basadas en Internet para acceder a programas y sistemas, la falta de acceso a la red dificulta significativamente la adopción.

El apoyo no es igual

Desafortunadamente, los estudiantes de bajos ingresos se encuentran en una desventaja aún mayor cuando se trata de adoptar la tecnología educativa. Muchos estudiantes de bajos ingresos no tienen acceso a la tecnología en casa. Eso los pone en desventaja en el aula, ya que estarán menos familiarizados con estas herramientas que sus compañeros. Si un aula tiene una política de BYOD, estos estudiantes están en una pérdida. Lo que es más, los maestros que están tratando de inculcar buenos hábitos de uso de tecnología en los estudiantes suelen asignar tareas o proyectos que requieren el uso de tecnología fuera de la escuela. Los estudiantes sin acceso fácil a la tecnología pueden quedarse atrás, o pueden sentir vergüenza por tener que plantear esta cuestión con sus maestros.

En un intento de nivelar el campo de juego para los estudiantes de bajos ingresos, los maestros pueden reducir el uso de tecnología dentro y fuera del salón de clases. Pero este enfoque tiene un costo para todos los estudiantes; ya que están perdiendo la oportunidad de aprender valiosas habilidades digitales y habilidades de tecnología. En cambio, las escuelas y los distritos deben comenzar a invertir más en tecnología educativa, asegurando que todos los estudiantes tengan acceso a las herramientas que necesitan, y que todos los maestros tengan el apoyo y la capacitación necesarios para usar con confianza las nuevas tecnologías en el aula. A medida que la tecnología se convierte en una presencia cada vez más grande en nuestras vidas, es imperativo que las aulas se conviertan en lugares de acogida, para que los estudiantes crezcan en su conocimiento por medio de ella.

 

Fuente: Edudemic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *