El pensamiento lateral (Edward de Bono)

El pensamiento lateral va más allá del pensamiento lógico. Gracias al pensamiento lateral, podemos resolver problemas de una manera indirecta y con un enfoque creativo, alejándonos de los procesos rígidos y preestablecidos que no dejan lugar a la imaginación ni a la creatividad.

El objetivo del pensamiento lateral es obtener ideas prácticas, valiosas e interesantes. Para ello, hay que tener la mente muy abierta y hay que ser capaz de extraer un concepto y jugar con él. Es lo que pasa, por ejemplo, con las películas: hay cientos de ellas que se rigen por un miso concepto, con el cual han jugado (cambiando los personajes, algún diálogo, los escenarios, etc.) hasta conseguir algo creativo y, al parecer, innovador.

El maestro NO debe dar ninguna idea por mala. Debe escuchar todo lo que sus alumnos dicen, por absurdo que pueda parecer.

Pentálogo del pensamiento lateral:

  1. El pensamiento lateral debe ser CREADOR, debe buscar el mayor número de caminos y de salidas posibles. Y, si estos caminos no existen, serán más valiosos todavía.
  2. Ante una idea que surge (por ejemplo, que nuestros alumnos plantean) debemos estrujarla al máximohaciendo todas las preguntas posibles.
  3. Explorador, no se rechaza ningún camino.
  4. Nada de categorías, ya que el pensamiento lateral es flexible y está abierto a todo.
  5. Probabilístico, es decir, garantiza el mayor número de caminos, pero no garantiza que todos sean correctos. Aun así, cuantos más caminos tengamos, más probabilidades tendremos de que haya más correctos.

Procesos que desarrollan el pensamiento lateral

  • Posibilidad.
  • Especulación.
  • Alternativas.
  • Conceptos.
  • Desarrolla mentalmente.
  • Conectar y vincular.
  • La provocación.
  • Dirigir la atención.
  • Callejones, avenidas y temas.
  • Aclarar, catalogar y resumir.

Con las nuevas tecnologías se pueden favorecer algunos de estos procesos. Por ejemplo:

  • Si ponemos una fotografía, podemos especular (es decir, hacer una pregunta cuya respuesta es conocida científicamente pero ignorarla para escuchar las de los alumnos) o posibilidad (con una fotografía, hacer una pregunta que tenga múltiples respuestas posibles y que todas sean correctas).
  • Alternativas, conectar y vincular: poner una lista de ocho palabras al azar (no tienen por qué tener nada en común) y pedir a los alumnos que las dividan en dos grupos, lo cual obligará a sus mentes a buscar relaciones entre ellas.
  • Visionar un vídeo-biografía y hacer una pregunta sugeridora (se trabajaría el concepto).
  • Debate a través de Twitter a partir de una provocación.
  • Crear una historia con Google Docs con un binomio fantástico.
 
El pensamiento lateral te ayudará a ser creativo, emprendedor, a ver más allá de lo que otras personas ven.

Todos tenemos creatividad. No es un privilegio de unos pocos y por ello tenemos que favorecer que nuestros alumnos sean creativos, desarrollando su pensamiento lateral.

Fuente: e-ducacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *